Recientes

Cinco propuestas para comer pulpo gallego sin salir de Madrid

El pulpo es uno de los mayores manjares de los que goza la gastronomía gallega. Sin embargo, y aunque se reconoce como un plato festivo presente en fiestas, ferias y romerías de Galicia, es frecuente encontrarlo en cualquier parte de España, como tapa o como plato principal. ¡Y no nos extraña para nada! En la capital ha conquistado el corazón de muchos, siendo incluso uno de los platos que más se repite en las comandas de los restaurantes. Pero no todos son iguales, ni tienen el mismo sabor, textura o punto de cocción que en las típicas tabernas galleguiñas. Nosotros hemos encontrado cinco restaurantes especializados en pulpo a los que te recomendamos ir sí o sí, y de los que saldrás reconociendo como el mejor pulpo a la gallega que has probado en Madrid.

La Gran Pulpería

La Gran Pulpería.La Gran Pulpería.La Gran Pulpería.

Es gallega y en ella preparan los pulpos en calderos de cobre a la vista del cliente. ¿Su secreto? Realizan la cocción hasta dos veces antes de sacarlo y se consume en el mismo día, es decir, en ningún momento el pulpo vuelve a la olla una vez ha salido de la misma. De esta manera se conserva su frescura y la textura permanece en su punto. Además, para conseguir un sabor más intenso, ponen grandes cantidades juntas a cocer. ¡Cuánto más mejor! Su plato estrella no es ni más ni menos que el pulpo a feira (cocido en caldero y cortado al momento), pero cuentan con otros como el doble pulpo a feira, el pulpo braseado o una jugosísima tortilla de pulpo. Y para poner el broche de oro a la velada de los viernes y sábados, en La Gran Pulpería se bebe y se canta como se hacía antiguamente en las tabernas gallegas.

En Av. Machupichu, 14 y en Plaza de España, 1 (Pozuelo de Alarcón)

O’Pulpo

O'Pulpo.O'Pulpo.O'Pulpo.

La cocina tradicional nunca pasa de moda y lo mismo ocurre con O’Pulpo. Fundado en 1987 por un abulense de nacimiento y gallego de corazón, continúa ofreciendo la mejor calidad de sus productos 33 años después, pero esta vez con Pablo Gómez al mando, hijo del dueño. Y si por algo su pulpo es considerado como uno de los mejores de la capital, además de su excelente calidad, es porque es uno de los pocos restaurantes de la ciudad que lo cuecen en sus propias cocinas. Como entrante puedes tomar pulpo a la gallega (17,50 euros), chicharrones de pulpo o croquetas de pulpo (imprescindible para los amantes croqueteros), un sabroso arroz meloso con pulpo y setas (40 euros) o un pulpo a la parrilla como plato principal. Pulpo en todas sus versiones, ¡que por opciones no se diga!

En C/ de los Cañizares, 8

Pulpería de Victoria

Pulpería de Victoria.Pulpería de Victoria.Pulpería de Victoria.

En un espacio moderno y urbano, conservan la tradición de los restaurantes de Galicia, mediante la calidad de los productos, el trato cercano y la decoración del lugar. Aquí, su especialidad es el pulpo a feira al estilo O’Carballino, es decir, exhibiendo al público su preparación a través de la amplia cristalera que da lugar a la calle de la Victoria, como hacían antiguamente los maragatos en el municipio orensano sacándolo a la calle. En su barra se puede disfrutar de este suculento plato a modo de tapa, ración o doble. Aunque si lo prefieres, también puedes optar por otras alternativas igual de deliciosas como son el pulpo a la plancha (16,50 euros), el pulpo crujiente (10,50 euros) y el pulpo con gambas al ajillo (10,95 euros).

En C/ de la Victoria, 2

Montes de Galicia

Montes de Galicia.Montes de Galicia.Montes de Galicia.

Encontrar los sabores más frescos del Atlántico es posible en este restaurante situado en pleno corazón de Madrid. En él ofrecen una experiencia gastronómica tradicional y vanguardista, con recetas clásicas y toques modernos y creativos en cada plato. Esto, junto con la calidad de sus ingredientes y la dedicación puesta en cada plato, lo han convertido en el mejor gallego de Madrid. Y por supuesto, el pulpo a feira (25,20 euros) de Montes de Galicia es de una gran exquisitez. En este caso lo sirven en trocitos, sazonados con sal gorda y pimentón, y rociado con aceite de oliva virgen extra. Y como acompañamiento, unas patatas hervidas que elevan su sabor. Y si a ello le sumas el ambiente y una decoración propia del norte con amplios ventanales y vegetación colgante, sentirás estar en Galicia sin moverte de Madrid.

En C/ Azcona, 46

Ogrelo

Ogrelo.Ogrelo.Ogrelo.

Llevan más de 30 años en el barrio del Retiro y son todo un referente de la cocina gallega en Madrid. Su amor hacía esta gastronomía, la dedicación y el trabajo realizado cada día por sus dueños, que ha sido transmitido por sus padres, los mantiene fieles a las raíces de su tierra. Algo imprescindible para regentar un restaurante de estas características. Por eso, su producto es de calidad y tanto sus mariscos como cualquier otro plato del mar no tienen nada que envidiar a los del norte. Su plato más representativo, sin duda, es el pulpo. Lo preparan a la plancha o a la gallega, cocinado en su forma tradicional, con la que consiguen una textura suave y melosa en boca, y lo sirven con una cama de patatas hervidas. También se podría destacar el centollo, presente en diferentes recetas, y los mejillones de roca.

En C/ Menorca, 39



Fuente https://ift.tt/2ZRufQy

No hay comentarios