Recientes

A este chocolate caliente blanco y vegano no te resistes ni en verano

Siempre con moderación y llevando una dieta equilibrada, un caprichito dulce esporádicamente sienta muy bien al paladar y a nuestro estado de ánimo. ¿A quién no le apetece de vez en cuando tomar un buen chocolate caliente blanco? Aunque es sabido que el cacao se lleva utilizando desde hace varios milenios, con su origen en Mesoamérica, el chocolate blanco no se empezó a producir hasta la primera mitad del siglo XX y hoy en día su consumo está muy extendido por todo el mundo. Tradicionalmente está elaborado con manteca de cacao, azúcar y sólidos de leche, pero también se comercializa la versión vegana sin lácteos, ¡igualmente rica!

Hoy traemos una receta rápida y facilísima de chocolate caliente blanco y vegano que no podrás resistirte a probar ¡ni con estos calores del verano! Si estabas buscando la más sencilla de las recetas de bebidas dulces, aquí la vas a encontrar. Además, para aquellas personas amantes de los alimentos fríos, tenemos una gran noticia: ¡existe la opción de convertir este postre en un delicioso helado!

Tiempo de preparación: 10 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 2 personas

Ingredientes100 gramos de tableta de chocolate blanco vegano**2 tazas de bebida vegetal (la que más te guste: leche de soja, avena, almendras, etc)¼ de cucharadita de extracto de vainilla (opcional)Canela (opcional)

**Actualmente se puede adquirir esta versión de chocolate vegano en herbolarios, tiendas especializadas, en algunos de los grandes supermercados y también en tiendas on-line. Sin embargo, existen blogs donde te explican al detalle cómo preparar tu propia tableta de chocolate vegano de forma casera, que podrás utilizar como ingrediente en esta receta.

Elaboración

1. Colocar el chocolate y la bebida vegetal en una olla y añadir el extracto de vainilla si se desea.

Leche de soja. Leche de soja. Leche de soja.

2. Calentar a fuego medio y remover de vez en cuando.

3. Cuando las onzas de chocolate estén completamente derretidas y la bebida se haya homogeneizado, estará lista para tomar.

4. Servir directamente en una taza y tomarlo bien calentito para una sensación reconfortante.

5. Decorar al gusto. Suele quedar muy bien un pequeño toque de canela por encima para dar más aroma.

Como hemos prometido al principio, este deleitoso preparado también puede ser utilizado para elaborar un helado. Si prefieres la sensación refrescante, tienes la opción de dejar enfriar el chocolate a temperatura ambiente en un vaso, poner un palo de madera o un cubierto en la bebida y meter al congelador durante el tiempo suficiente para que solidifique. Solo tendrás que sacar tu helado del vaso y… ¡tomar bien fresquito! ¡Muy cómodo!

Foto: iStock.Foto: iStock.Foto: iStock.

El truco final

Para que tu deliciosa receta de bebida dulce quede inmejorable, puedes añadir algunos complementos como virutas de chocolate rallado de la propia tableta que te ha sobrado o una elegante decoración con nata de coco. Además, un ingrediente que queda de maravilla tanto visual como gustativamente es un toque de arándanos secos en trozos pequeños.

Así de fácil tendrás tu taza de chocolate caliente blanco. ¡Dale un toque extra dulce al verano con este sencillo y rápido postre!



Fuente elconfidencial

No hay comentarios