Recientes

¿Un entrecot perfecto en casa? ¡Es posible!

Los trucos para la carne son siempre de los más celebrados entre nuestros lectores. No en vano, este ingrediente es de los más consumidos y no siempre parece estar claro cómo sacarle el máximo partido a su preparación. Otro de los puntos débiles de la mayoría de cocineros aficionados es cómo conservar la carne.

Lo que nadie duda es que poder preparar carne en tu casa, como si estuvieras en un restaurante, es un sueño para muchos. Por esta razón, hemos pensado en comentarte qué necesitas para que el próximo entrecot que sirvas esté en su punto y conserve todas sus propiedades. No dudes a la hora de poner en práctica estos consejos y disfruta de tu experiencia gastronómica.

Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Fácil Coste: Medio Comensales: 4

IngredientesUn entrecot con un grosor de entre tres y cuatro centímetrosAceite de olivaSalPreparación

1. Seca el entrecot con papel de cocina. Colócalo en una rejilla y mételo, sin envolverlo, en el frigorífico. Debe estar en su interior tres días. Dale la vuelta a la carne cada 12 horas. Progresivamente irás notando que la pieza se oscurece y cambia su textura.

Entrecot. (Foto: Pixabay)Entrecot. (Foto: Pixabay)Entrecot. (Foto: Pixabay)

2. Pasados los tres días, sácalo de la nevera y déjalo a temperatura ambiente unas tres horas antes de su preparación.

3. Pon a calentar una parrilla con un poco de aceite (mejor si usas una brocha de silicona para pintar el fondo).

4. Antes de poner el entrecot, sube el fuego al máximo durante unos segundos. Ha llegado el momento de poner la carne. Dale la vuelta cada 20 segundos usando unas pinzas y no un tenedor, que termina por desgarrar la carne.

5. Cuando tenga el punto deseado, retira del fuego la carne y colócala, durante cinco minutos, sobre una rejilla. Así terminará de hacerse.

6. Corta la pieza en filetes que tengan medio centímetro de grosor como mucho. Usa escamas de sal sobre cada uno de ellos. Se derretirán con el calor.

Puedes completar esta magnífica experiencia con una ensalada fresca aliñada de forma ligera. El maridaje con vinos de Rioja o Ribera del Duero, entre otros, es magnífico. Es importante que pienses que este plato es más conveniente compartirlo que tomárselo en solitario. Así, resulta más fácil de digerir y se consigue una experiencia mucho más completa.

También se te recomienda que practiques mucho hasta lograr el punto exacto de la carne. La práctica siempre lleva a la perfección, por lo que ve probando, especialmente, distintas sartenes y parrillas hasta encontrar la que te ofrezca el mejor resultado posible. A buen seguro, no tardarás en descubrir el secreto para preparar un entrecot de calidad convirtiendo tu cocina en la de cualquier restaurante que se precie.

Foto: iStock.Foto: iStock.Foto: iStock.

Truco final

Aunque te guste cortar la grasa de la carne, es conveniente pedirle al carnicero que deje al menos una capa de grasa de un dedo de grosor. Podrás retirarla fácilmente, pero influirá directamente en el sabor del entrecot, que se asará en su propio jugo de forma más que sabrosa.



Fuente elconfidencial

No hay comentarios