Recientes

Una caricia de brisa y sol a tus pies

Los pies vuelven a ser protagonistas de la belleza. Sandalias, chanclas y ‘mules’ obligan a tener los talones en plena forma, jugosos e hidratados, sin asperezas o durezas.

Los calcetines quedan fuera de nuestro alcance, la playa y la piscina, las fiestas y el cambio de calzado, nos obligan a fijar la vista en el suelo y realizar la puesta a punto de los grandes olvidados: los pies.

Pies al aire

Abarne Galán, jefa de producto de los laboratorios Urgo, explica que las durezas, sequedad, grietas, uñas dañadas o frágiles, hongos, verrugas o callos son "algunos de los problemas más frecuentes que, de cara el buen tiempo, se convierten en una preocupación".

El exceso de humedad es uno de los principales causante de la aparición de hongos en las uñas, que también se denomina el pie de atleta, una alteración molesta y difícil de tratar y visible, que Galán recomienda tratar con un compuesto de hydroxypropylchitosan y octipirox.

El aloe vera es uno de los compuestos “más efectivos” para el cuidado de los pies, según Juan Chico Meiriño, farmacéutico y cofundador de Atlantia y laboratorios Kosel. “La piel de los pies puede ser hasta un 50% más gruesa que la del rostro y, por el calzado y el peso, es habitual que se produzcan durezas”.

Meiriño indica que en una piel seca es mucho más dada a la aparición de grietas y descamaciones, “pero con un pie hidratado es más fácil minimizar estos problemas”. Una razón por la que aconseja una crema reparadora de pies con acción hidratante y nutritiva que actúe en profundidad, como la creada por su laboratorio.

Exfoliación necesaria

Rocio L. Cuesta, doctora en Farmacia y creadora de la firma de cosmética natural Alma Secret, considera que lo fundamental y prioritario es "exfoliar los pies e hidratarlos en profundidad, además de eliminar los pequeños defectos como las grietas".

“Los talones son una de las zonas que mayor presión soporta durante todo el año y, por tanto, con mayor fricción. Después del baño debemos aplicar una crema hidratante con un pequeño masaje”, comenta Cuesta quien recomienda una crema rica en urea, escualano y aguacate “ultra-hidratante y con un resultado muy rápido".

Entre sus consejos para cuidar los pies asegura que la higiene es imprescindible. “Es obvio, pero hay que evitar el agua muy caliente y no es recomendable pasar mucho tiempo con ellos sumergidos”.

Aceites esenciales

Según detalla Cuesta, los aceites esenciales de menta, manuka, árbol de té y geranio, serán los encargados de proteger los pies de cualquier tipo de enfermedad (hongos, pie de atleta, sabañones, eccemas, infecciones, etc.) pues son grandes fungicidas, antisépticos y anti infecciosos.

En la misma línea se manifiestan los especialistas del laboratorio dermatológico SVR, que apuestan por una mascarilla exfoliantes en formato calcetín Xerial Peel, con una alta concentración de ingredientes para atajar la sequedad, especialmente en las zonas rugosas.

Calcetines mascarilla son también la apuesta de Iroha Nature para reparar pies secos y agrietados. Las opciones y aromas son variados: desde aceite de argán, pasando por melocotón o menta y dejan una cuarta mascarilla de lavanda, dirigida a la exfoliación.

Un tratamiento que dura varios días y que se recomienda utilizar durante los meses en los que los pies no están al descubierto.

Para regenerar los pies de manera inmediata, los especialistas de Sephora recomiendan una mezcla que califican de “infalible”, utilizando lima alisadora y crema nutritiva, con manteca de cupuaçu y aceite de coco.

Ingredientes como la arcilla, el chocolate, una variedad de algas y el oro son la alternativa de The Beauty Concept para lograr una buena hidratación y la cicatrización de heridas en los pies. Aunque previamente los profesionales de este centro realizan una suave exfoliación con semillas de hueso de albaricoque y sales del Mar Muerto para eliminar las impurezas.

En el caso de cambio de calzado de última hora, las opciones rápidas también son una solución, como es el caso del “stick” que propone Neusc Pies, de “aplicación cómoda y absorción rápida, que se puede llevar en el bolso", explica el doctor José Genis Arumí.

Genis Arumí recomienda no utilizar un calzado que provoque sudoración excesiva al pie. “En verano los pies se hinchan y lo mejor es combinar baños fríos con calientes”, concluye.

Por Inmaculada Tapia.

EFE/REPORTAJES



Fuente Estilos https://ift.tt/2INKLrx
via Diario Libre

No hay comentarios